lunes, 7 de julio de 2008

Principios para enseñar matemáticas a los niños

Durante la etapa pre-escolar los niños deben empezar a crear y sobre todo desarrollar capacidades para poder resolver dificultades y problemas en el futuro.
Por esto introducirlos a las relaciones lógico-matemáticas también cumplen una función de base para la enseñanza de nociones de número y posteriormente de la aritmética. Para que lo anterior se cumpla las habilidades básicas con las que se empieza a trabajar con los niños son tres; la clasificación, la seriación y el conteo.
Para que esto se cumpla es necesario seguir algunos principios metodológicos para la enseñanza de las matemáticas:
1. Al trabajar las propiedades de los objetos se debe ver una cada vez
2. Todas las nociones deben enseñarse con un referente concreto
3. Se deben emplear palabras que estén en el vocabulario del niño
4. Utilizar el error del alumno siempre de manera constructiva
5. Los conceptos no se construyen automáticamente, es necesario retomarlos
6. Tener en cuenta la capacidad y disponibilidad receptiva de los niños
7. Lo importante no son los resultados, sino los procesos
8. Las tareas deben diseñarse con orden y claridad
9. Basar el desarrollo de las actividades en el método globalizado (motivación, observación, experimentación, asociación, expresión, aplicación y evaluación)
Para esto es importante entender que el recurso fundamental para trabajar con niños pequeños es el juego. A través de él se estimula la competencia, la participación y se desarrollan las competencias básicas para la evolución del pensamiento lógico-matemático. El establecimiento de rutinas y tareas en la sala de actividades y el planteamiento de problemas para que los niños les den una solución, son también recursos muy valiosos de enseñanza.